Blog

proyecto sirenas karadeniz

Astrologia  

Se acerca: Luna Nueva de Aries

15 de abril de 2018

16 de abril 2018, 3h56

 

Este año la Luna Nueva de Aries representa la continuidad directa de lo que se había movilizado el pasado mes de enero, con la Luna Nueva de Capricornio, muy parecida energéticamente a la de este mes.

Ambas son Lunas de transformación y ambas tienen como protagonista el planeta Urano, Arquetipo del cambio y de la reforma, con lo cual la Vida nos brinda otra oportunidad para tirar la casa por la ventana y volver a arrancar en una dirección completamente diferente.

Marte, el regente de esta lunación se encuentra en Capricornio, iniciando su período de preparación para su propio ciclo retrógrado, en compañía de dos planetas duros e intransigentes, Saturno y Plutón, lo que podría indicar también la necesidad de tratarnos con mano dura en algún nivel – en este caso en el sentido positivo del concepto – no dejando pasar ni una de nuestros programas de auto sabotaje o auto complacencia. De lo contrario, la dureza de esta triple conjunción nos podría marcar de otra manera, generando problemas, bloqueos o limitaciones en alguna que otra área de nuestras vidas.

En cambio, Venus hará ablandar toda esa fuerza demasiado bruta y falta de sentimiento, como veremos a continuación.

Herramientas

En primerísimo lugar, un bello trígono entre Marte y Venus hace que la triple conjunción antes citada suba de frecuencia vibracional y en vez de problemas, podamos contar más bien con un apoyo consistente en todo lo que podrían ser proyectos a largo plazo, bien definidos y que de alguna manera propongan una transformación, en el área que sea. Tratándose del apoyo de Venus desde el signo de Tauro, está claro que por otro lado se puede hablar de apoyos y beneficios económicos o de otra ayuda que proceda de los espacios de calma, de disfrute y de contacto con nuestro propio lado femenino. Hacer la paces con el cuerpo y con la sensualidad podría ser otra gran ayuda a lo largo del nuevo mes lunar.

Sea como sea, será importante hacer intercalar momentos de calma y gozo en los intensos períodos de acción y de lucha, en un nivel u otro.

Marte, Venus y Júpiter van a estar – los tres – en aspecto con Plutón, el planeta de la transformación. Tratándose de aspectos armónicos, por un lado y hallándonos en el período de estación retrógrada de Plutón, por otro (inicio de su propio ciclo retrógrado), está claro que la energía será muy fuerte y pase lo que pase a lo largo del mes nos llevará a la necesidad de empoderamiento y de (auto) transformación. Yo personalmente suelo notar mucho muchísimo el período de estación retro de Plutón (su primer día “oficial” de período retro de este año será el 26 de abril, no obstante durante la Luna Nueva ya estará prácticamente parado), se trata de un período de entrar en silencio, de encuevarse, de alguna manera, de conectar muy profundamente con la necesidad de auto regeneración, lo que implica siempre siempre y siempre el inicial despojamiento de algo ya totalmente inservible en nuestras vidas.

“La ganancia a través de la pérdida” se convertirá, por lo tanto, en otro importante lema de la Luna Nueva de Aries de este año.

Por otro lado, el sextil entre Marte y Neptuno nos habla de la necesidad de alternar períodos en los que será necesario sacar adelante nuestra voluntad individual con otros donde la herramienta clave será la rendición y capitulación ante alguna fuerza o circunstancia mayor.

Desafíos

Si bien Plutón se encuentra en la proximidad de su estación retrógrada, Mercurio lo está en su estación directa, terminando su propio ciclo retro justo en los momentos de la Luna Nueva. Por un lado una excelente señal, ya que esto nos permitirá salir del letargo que de alguna manera ha marcado todo el mes de marzo (debido a la estación retrógrada de Júpiter) y las primeras dos semanas de abril, permitiéndonos poder avanzar de nuevo, esta vez con fuerzas refrescadas y purificadas, pero por otro lado, para conseguirlo, a Mercurio aún le queda vencer algún que otro demonio, por ejemplo los que derivan de la cuadratura Mercurio-Saturno (ralentización, entorpecimiento, hiper exigencia, hiper perfeccionismo, bloqueos varios en la comunicación), por lo tanto deberemos permanecer [email protected] y observadores para no caer en este tipo de trampas ya que en este caso la voz de la mente no es real, tan sencillo como eso.

El otro reto de la Luna Nueva es la oposición entre los dos benéficos, Venus y Júpiter, y siempre que miro este aspecto no se me ocurre otra cosa que llamar la atención sobre la necesidad de alinear nuestra búsqueda y necesidades espirituales (Júpiter en Escorpio – gran transformación de patrones profundamente arraigados a través de la práctica espiritual) y Venus en Tauro – identificación con la materia y los placeres de la vida “real”. Llamadme repetitiva pero realmente siento que este mensaje no lo podemos obviar, es super necesario llegar a un acuerdo entre estos dos polos que cuando están sin equilibrar pueden bloquear ambos extremos del potencial. En caso de lograrlo, una floreciente espiritualidad perfectamente equilibrada con la materia podría ser el resultado es esta combinación.

¡os deseo una Luna Nueva fabulosa a [email protected]!

bendiciones,

Mona Valenas

astróloga

 

« anterior

0 comentarios en la entrada : Se acerca: Luna Nueva de Aries

Comentar

*

  •  

¿Quieres estar al tanto de los nuevos eventos y publicaciones?

Suscribete