Blog

proyecto sirenas karadeniz

Astrologia  

¿Cómo será el mes de abril?

3 de abril de 2016

 

Os doy la bienvenida a las intensísimas energías de este nuevo mes que nos “regalará” n más ni menos que tres inicios de ciclos retrógrado – empezarán su marcha atrás Plutón, Marte (por primera vez desde el año 2014) y Mercurio (por segunda vez ya de lo que va el año…). En medio de todo este movimiento de acrecentada introspección, Urano realizará también su conjunción anual con el Sol, invitándonos a abrir las ventanas de nuestras vidas al aire fresco, a la innovación y dar la bienvenida a todo tipo de rupturas creativas.
Aquí viene el artículo completo (paciencia, es largo!!!):


Ciclo retrógrado de Plutón

(duración: 15 de abril-29 de septiembre)

Plutón, el gran devorador de las mentiras y del auto engaño, nunca ha sido un planeta fácil, no obstante, nuestra Alma le agradece inmensamente su existencia, ya que gracias a él, nuestro Inconsciente se puede renovar, purificar y aligerar y en última instancia revitalizar cíclicamente. Tal sería la carga acumulada en nuestros planos astrales inferiores si no existiera Plutón, que la evolución sería directamente imposible, ya que la fuerza destructiva presente en  nuestro propio inconsciente nos devoraría.

El ciclo retrógrado de Plutón, esta pequeña “noche oscura del alma” es aquel ciclo anual a través del cual el alma se despoja de lo inservible y lo Inconsciente se empodera sobre lo consciente, sobre todo durante la primera mitad del ciclo retrógrado. Este empoderamiento tiene un fin totalmente práctico, ya que desde las profundidades surge la voz de la Verdad, sentenciando aquellas “partes” de nuestra totalidad que ya no cumplen con una función holística evolutiva, a la muerte y a la disolución. Todo esto suele ser terrible para la realidad de nuestros deseos egóicos pero no para nuestro Ser verdadero, para el cual el ciclo retrógrado de Plutón es la gran oportunidad anual de aliviar el bagaje y de caminar más ligeros en dirección a la Verdad. Y es que nombro tanto esta Verdad con mayúscula, porque es realmente lo que Plutón busca siempre y a toda costa: no la verdad en letra minúscula, banalizada por la sociedad y sus valores, sino esas últimas Verdades que resisten a toda tormenta y a todo intento de disolución: aquellas Verdades que protegen la integridad de nuestra Alma.

Es casi cómico como solemos asociar a Plutón muy frívolamente con los demonios y la oscuridad, cuando en realidad este Arquetipo es el devorador más efectivo de nuestras tinieblas internas; más exactamente ni siquiera Él sino nosotros mismos a través de Él y con Su ayuda. Con Plutón o caminas, o caminas; no hay alternativa. Es todo lo drástico y dramático que necesita ser, obrando literalmente sin guantes y sin consideración ninguna, donde y cuando haga falta, donde y cuando el vuelo y la paz del alma peligran debajo del peso de nuestra dirección conscientemente elegida, que habrá que admitir, no siempre es la correcta.

Visto desde esta perspectiva, es realmente paradójico entender ¿por qué le tememos tanto?, ya la energía de la muerte que le acompaña, si en realidad es la mejor y más sincera ayuda con la que podemos contar.

Cuando Plutón inicia el ciclo retrógrado, indudablemente nos hará cuestionar cuál es la naturaleza de nuestra relación con la muerte, las pérdidas y las despedidas, por un lado, y con el tupido asunto llamado sombra, por otro. Paso a paso, a medida de que el ciclo retrógrado avance, nos veremos catapultados a unos niveles cada vez más profundos de nuestro propio Inconsciente para explorar, analizar, descartar, limpiar, o por lo contrario, abrazar y empoderar  determinados contenidos.

fase 1: ENTRAR EN EL TEMPLO DEL SILENCIO. La estación retrógrada de Plutón, 15-21 de abril

Esta fase representa el inicio del descenso al Mundo Subterráneo,  al Hades, donde Plutón nos acoge. El descenso comienza con la importante iniciación en el TEMPLO DEL SILENCIO, una especie de antecámara en la entrada al Mundo Subterráneo. Sabemos que todo es vibración y sonido en el Universo y que los planetas tienen también su propio sonido y su propia vibración. Aunque parezca una paradoja, el sonido de Plutón es el silencio activo. El silencio activo es el sonido producido en aquellas circunstancias cuando la vida, antes manifiesta en este plano, se retira a los planos invisibles. Es una frecuencia que literalmente se escucha, es el silencio que algunos de nosotros ya han experimentado cuando se han encontrado en la compañía de un difunto o el silencio que se percibe después de una erupción volcánica. Este silencio activo tiene una cualidad plástica y un valor incalculable debido al hecho de que es el testigo de la apertura de los portales inter dimensionales que están dispuestos para dejarnos pasar. En la estación retrógrada de Plutón este silencio activo es muy perceptible y nos invita tanto a conectar con nuestro silencio interior como retirar una parte de nuestra energía utilizada en actividades exteriores y enfocarla hacia lo profundo, hacia lo subterráneo, hacia lo oculto que poco a poco se volverá visible.

fase 2: EL VIAJE POR EL LABERINTO SUBTERRÁNEO, sin principios ni fin ni propósitos evidentes. De la estación retrógrada a la oposición con el Sol, 21 de abril-7 de julio.

Esta es la etapa muchas veces más dura del ciclo retrógrado de Plutón, durante la cual puede persistir la sensación de despojamiento por un lado, y la falta de orientación, por otro. Hay una creciente sensación de pérdida, a veces coincidiendo con la pérdida de algo o alguien, hasta entonces muy importante en nuestras vidas. Incluso si la pérdida es más bien indefinida, una parte de nuestra alma sabe que se enfrenta a la iniciación subterránea de la muerte y que debe dejar cosas atrás: actitudes, creencias, formas de ser, pensamientos, etc. No obstante, si no acompañamos este proceso con una conciencia acorde, el camino de descenso puede ser muy duro y la sensación de desamparo, falta de rumbo y de finalidad, cada vez más imperante. Por si fuera poco, el mismo arquetipo de Plutón, a la par con nuestro viaje de descenso está realizando su propia purga, renunciando a actitudes ciertamente anacrónicas y descentradas con respecto a la autoridad central del Sol. Es como si, al inicio del ciclo retrógrado, cuando la energía del planeta se invierte, naciera una necesidad intrínseca de reorientar esta energía y de ganar un nuevo enfoque, más acorde con las necesidades intrínsecas de nuestro propio Sol interno. Personalmente considero que para cualquier ciclo retrógrado, esta es la fase más dura, ya que hay una necesidad muy poderosa de reajuste en nuestro Inconsciente vinculada a la esfera arquetípica regida por el planeta en cuestión. En el caso de Plutón esta esfera abarca temas tan “gordos” como el manejo del poder, la sexualidad, la riqueza y nuestra relación con nuestra propia mortalidad. Evidentemente, es el fin seguro de las cosas y orientaciones superfluas que a la larga dañarían la evolución holista de nuestro ser, con lo cual durante los aproximadamente dos meses y medio de duración de esta fase, asistiremos cada vez más impotentes al desmantelamiento de todo lo que se ha vuelto insostenible en nuestras vidas, aunque representen posesiones muy queridas de nuestros egos. El proceso es además infinitamente más poderoso si un planeta de la carta natal recibe “el beso mortal” de Plutón, es decir, forma un aspecto ptolemaico mayor con Plutón retrógrado. El planeta en sí, su ubicación en signo y casa, y los demás aspectos que forma con otros planetas, hilarán la historia de qué pasará en concreto durante esta fase del ciclo retrógrado. Las etiquetas clásicas del ciclo retro, tales como “revisitar, reorganizar, limpiar, purificar y reencontrar” se pueden aplicar con éxito durante esta fase del proceso. A nivel colectivo, emergerán asuntos insostenibles vinculados al poder (económico, político, social, de influencias, etc.) que  requieren sí o sí una toma de consciencia inmediata y medidas urgentes de reestructuración y reevaluación.

fase 3: COMENZAR A COMPRENDER: CUANDO LA ALQUIMIA TIENE LUGAR. De la oposición con el Sol a la estación directa,7 de julio-22 de septiembre

Esta tercera fase se anuncia bastante más ligera que la segunda. Marcada por la oposición anula Sol-Plutón, se inicia con la gran oportunidad de empezar a comprender y a integrar todo aquello que se haya movilizar en el Inconsciente durante la primera mitad del ciclo. Es evidente, a la vez, la gran dicotomía representada por los valores anunciados tanto por el Sol como por Plutón, y en este sentido recomiendo echarle un vistazo a los dos símbolos sabianos que describen al Sol y a Plutón operar en el reino supra consciente (el Sol) y el inconsciente (Plutón). En este punto, Plutón, y todo aquello que representa, está preparado para una simbólica capitulación delante de los dictados del Sol. A partir de la oposición empieza la lenta, pero segura integración de las energías plutonianas, en lo más profundo de nuestra psique. Durante esta fase asistiremos a la construcción de nuevas estructuras (Plutón retro en Capricornio) en las áreas de nuestras vidas activadas por la retrogresión. A medida de que el proceso avanza, una creciente sensación de esperanza, de “ver la luz al final del túnel” se va haciendo cada vez más presente, pero debemos estar muy atentos y no confiarnos en exceso en la finalización de nuestro íntimo proceso de transmutación antes del tiempo, ya que el camino por el laberinto está sembrado de incontables peligros. En la mitología hay muchas advertencias en este sentido, basta con recordar el caso de Teseo y el Minotauro o todavía más acorde con este proceso, el mito de Orfeo y Eurídice. A Orfeo, en su larga travesía por el Mundo Subterráneo, con el fin de rescatar a su amada Eurídice de la Muerte, se le prohíbe girar la cabeza para cerciorarse de que Eurídice sigue sus pasos, antes de cruzar el umbral que separa el Mundo Subterráneo del Mundo de los Vivos. Se le recuerda también que si transgrede esa prohibición, Eurídice le será arrebatada para siempre. A tan sólo unos escasos pasos del umbral del Mundo Superior, Orfeo cede a la compulsiva tentación de girar la cabeza, aunque fuera tan sólo por un instante… Un instante suficiente para que su amada se quedara para siempre presa del Inframundo! El mito de Orfeo y Eurídice forma parte de los ritos órficos, asociados a la muerte u a la resurrección, a Hades y a Apolo, Dios del Sol y de la Luz. Igual que en este mito, la tercera fase del tránsito retrógrado de Plutón se ocupa de nuestro lento regreso al Mundo de los Mortales, a nuestra realidad cotidiana, acarreando con nosotros los tesoros rescatados en nuestra larga jornada de “ahí abajo”. No obstante, una vez más, es preciso respetar el ritmo natural de las cosas y no forzar en ningún momento el ritmo de la resurrección: todo ocurre a su debido tiempo, cuando cuerpo y alma están preparados al unísono para integrar las nuevas realidades internas que hemos estado gestando durante casi cinco meses. Una vez cruzado de nuevo el Umbral, estaremos listos para disfrutar de ellas, plenamente integradas en nuestra cotidianeidad. Si se interrumpiera el proceso antes del tiempo, una sensación de inconclusión, creciente alienación y duelo pueden apoderarse de la psique del buscador.

fase 4: SALIR DEL LABERINTO, RENOVACIÓN  Y UN “SÍ” A LA VIDA. La estación de Plutón, fin del ciclo retro, 22-29 de septiembre

Esta última fase del ciclo retrógrado de Plutón se corresponde con la salida al Mundo de la Luz y a la paulatina integración de los nuevos valores gestados,  en nuestro día a día. La sensación general  es de alivio y de distensión, aunque habrá que esperar  el retorno de Plutón al grado en el que se volvió retrógrado para poder considerar completados los aprendizajes que el ciclo retrógrado trajo consigo. Esto ocurrirá apenas el 16 de enero de 2017, así que podemos darnos cuenta inmediatamente de cuán lento y meticuloso es el proceso de destrucción y reconstrucción que Plutón está llevando a cabo en todos los niveles de la existencia. El proceso puede ser especialmente liberador si Plutón durante su ciclo retrógrado ha activado un ángulo o un planeta (o varios) de nuestra carta natal; de hecho, si toca un planeta, va a activar la configuración entera a la que pertenece dicho planeta, a  no ser que el planeta esté inaspectado, cosa bastante inusual y poco frecuente.

Estudio de los símbolos sabianos asociados al actual ciclo retrógrado de Plutón:

Inicio del ciclo retrógrado, Plutón en el grado 17 de Capricornio:

“Una mujer reprimida encuentra una liberación psicológica en el nudismo.”

nota clave: El escape de la esclavitud de inhibiciones sociales y la confianza en la sabiduría del cuerpo.

Oposición Sol-Plutón, apogeo del ciclo, el Sol en el grado 17 de Cáncer:

“El desarrollo de las potencialidades a niveles múltiples, que proceden de un germen original.”

nota clave: La necesidad vital de actualizar el potencial innato propio

Plutón en el grado 17 de Capricornio:

“Una mujer reprimida encuentra una liberación psicológica en el nudismo.”

nota clave: El escape de la esclavitud de inhibiciones sociales y la confianza en la sabiduría del cuerpo.

Como observación, en el apogeo del ciclo, Plutón sigue manteniendo activo el mismo grado en el que se volvió retrógrado, recalcando la importancia del proceso enunciado en el símbolo de más arriba.

Fin del ciclo retro, Plutón en el grado 15 de Capricornio:

“En un hospital, la sala de los niños llena de juguetes.”

nota clave: La responsabilidad de la sociedad de asegurar el bienestar y la salud de la nueva generación.

Recordemos que este año el inicio del proceso de retrogradación de Plutón coincide con el mismo proceso retro de Marte, retrogradación que se da casi dos años aproximadamente. Los paralelismos y los mensajes clave de los dos procesos cósmicos que este año actúan al unísono, los hemos estudiado en el capítulo dedicado a Marte retrógrado.

Conjunción anual Sol-Urano

(9 de abril)

 

El 9 de abril se produce la conjunción partil (exacta)entre el Sol y Urano. Esta configuración astral tiene lugar tan sólo un día al año y Urano se encuentra en el corazón del Sol durante menos de doce horas.

Para cualquier planeta estar en el corazón del Sol significa ocupar un lugar privilegiado,  una posición espectacular que le va a ayudar expresar al máximo sus cualidades positivas y más elevadas. Evidentemente nunca es suficiente contemplar tan sólo la conjunción exacta Sol-planeta, ya que a nivel de efectos, una contribución igualmente importante la van a dar los demás planetas a través de los aspectos interactivos que construyen la figura celestial.

En general, cuando un planeta exterior se sitúa en el corazón del Sol, llegamos al apogeo de un proceso lento y largo de construcción y consolidación de las cualidades brindadas por el planeta. Aunque no resulte nada obvio desde una observación superficial, la conjunción con el Sol tiene que ver con el ciclo retrógrado del planeta conjunto y con todo aquello que dicho planeta ha depurado y ha reestructurado durante su ciclo retrógrado. La conjunción con el Sol es la culminación de este ciclo, es la puesta en visibilidad máxima de todos los resultados y cosechas que el ciclo retrógrado nos ha permitido generar y asimilar. Evidentemente, podremos beneficiarnos de todos estos resultados inclusive una vez terminada la conjunción (que al fin y al cabo dura un sólo día), concretamente hasta el comienzo del siguiente ciclo retrógrado. Para situarnos mejor en el “terreno”, facilito las fechas en cuestión:

– fin del último ciclo retrógrado de Urano: 30 de diciembre 2015

– conjunción Sol-Urano – apogeo del ciclo: 9 de abril 2016

– inicio del siguiente ciclo retrógrado de Urano: 26 de julio 2016.

Influencia general de la conjunción Sol-Urano:

DESPERTAR A LO QUE UNO ES; volar alto, seguir el vuelo de nuestro espíritu, permanecer en contacto con la intuición; originalidad; liberación de las cadenas del pasado, desviación – un nuevo camino – de los caminos trazados por el Árbol Genealógico; pensamientos creativos y originales llevados a la manifestación; individuación; emergencia del pensamiento y formas de ser individuales; separación de la masa, del grupo, de lo colectivo; carisma, genialidad, liderazgo inspirado; autenticidad, profundo contacto con la autoridad interna; desafío de las formas de autoridad externas, rígidas y obsoletas; saber caminar por el propio camino, confianza intuitiva en uno mismo, contacto intuitivo con el Ser; inspiración elevada, pensamientos liberadores; contacto vivificador con las fuerzas-Padre; inteligencia superior, excelentes dotes de comunicación, mensajero de las leyes cósmicas.

Veamos pues cuáles son las influencias particulares, para este año, de la conjunción Sol-Urano:

En cuanto a las energías que se liberan y las tomas de consciencia que ocurren durante la conjunción Sol-Urano, quizás la más importante en estos momentos es la capacidad real y gran oportunidad que nos brinda el Universo HOY de liberarnos de las cargas de nuestros ancestros y de aquellas programaciones del Árbol Genealógico que no nos corresponde vivir ni expresar a nivel individual. En primer lugar, cómo vamos a saber ¿cuáles son estas características? Todo aquello que nos resulta pesado, todas las cargas, en una palabra: todo aquello que nos impide volar y ser ligeros, todo aquello que intuimos que no es nuestro, todo aquello que se interpone en el camino de nuestros sueños, es altamente probable que sean cargas ancestrales y/o direcciones del Árbol que no coinciden ni con nuestra búsqueda individual, ni con nuestro camino. Nuestro deber evolutivo principal, es como no, ser fieles a nuestra propia naturaleza y realizar nuestra propia misión, INCLUSO SI ESTA ES DIAMETRALMENTE OPUESTA a la dirección hace largo tiempo tomada por nuestro Árbol Genealógico. Paradójicamente sólo liberándonos de esas cadenas opresivas y expresando nuestra individualidad, daremos nuestra verdadera contribución al Árbol, incluso si en una primera instancia parece que no hacemos otra cosa que traicionar la lealtad familiar inconsciente. Al fin y al cabo, no hay evolución sin innovación y hay tiempos, y miembros de la familia a los que nos toca romper con la lealtad antigua para hacer caminar con fuerza renovada a todo nuestro clan.

Es como decir que durante los días en torno a la conjunción anual Sol-Urano el Oído del Universo es muy fino, muy permeable y nuestros pensamientos pueden surtir un efecto especialmente poderoso. Sin falta de grandes rituales podemos ser libres si así lo queremos, y, muy importante!!! SI ASÍ LO ELEGIMOS AHORA. Son tiempos de alzar el vuelo y afirmar con decisión nuestra individualidad, cueste lo que cueste e implique lo que implique. Desde luego, el Universo nos está apoyando, brindándonos esta maravillosa oportunidad.

Por lo demás, la conjunción Sol-Urano de este año cuenta con una importante polaridad yin – la Luna en Tauro formando parte a la vez de una formidable Pirámide de Tierra (Gran Trígono) junto con Júpiter en Virgo y Plutón en Capricornio. Saturno, situado en el signo ígneo de Sagitario, apoya por trígono tanto al Sol como a Urano aportando solidez, estructura  y cierto grado de rigor a todo lo enunciado anteriormente. El principio Innovador (Urano) está perfectamente integrado con el Principio Conservador (Saturno), cualidad que hace que todo aquello que nace bajo la conjunción Sol-Urano sea perdurable, profundo y sólido. Cierta calma y tranquilidad están reemplazando la energía efervescente de las sucesivas activaciones de Urano de los meses e incluso años pasados, indicando que la apertura de nuevos horizontes, la innovación y en general, la reforma, están alcanzando aguas en calma y pueden continuar con su labor de cambio colectivo a un ritmo menos frenético, más natural y más pausado.

El símbolo sabiano de la conjunción anual Sol-Urano, en el grado 21 de Aries, dice lo siguiente:

“Un pugilista entra en el ring.”

nota clave: La liberación y glorificación de la agresividad social.

Ciclo de Marte retrógrado en Sagitario y Escorpio

( 13 abril-4 de julio)

 

El día 13 de abril Marte, el planeta de la acción, coraje, iniciativa, autodeterminación y voluntad, cuyo Arquetipo correspondiente es el Guerrero Interior, se estaciona, para iniciar su ciclo retrógrado de casi tres meses de duración. Marte se pone retrógrado cada dos años una vez, a diferencia de los demás planetas exteriores (Júpiter, Saturno y los tres trans saturnianos) y debido a esta característica (y no sólo) su ciclo está lleno de excentricidades. A diferencia de otros planetas (por ejemplo Neptuno) que llevan más o menos bien su propio ciclo retrógrado, para Marte este movimiento es uno de los más desafiantes (junto con sus tránsitos habituales por Cáncer, Libra y Tauro, sus tres signos de detrimento), si no el que más. Para un planeta encargado de irradiar acción a todas horas hacia el mundo exterior, no es nada fácil concentrar, lenta y disciplinadamente su energía hacia el interior, desvinculándose temporalmente de los objetivos externos. Cualquier ciclo retrógrado, desde mi punto de vista, conlleva la marca temporal, estricta y disciplinadora de Saturno, representando un momento de reflexión en el cual el arquetipo implicado debe hacer una trabajo de reajuste muy importante de sus valores a los valores “dictados” por la esfera de nuestra consciencia superior simbolizada en la astrología por el Sol y hay planetas que llevan mejor que otros esta necesidad de adaptación, además obligatoria.

Marte es sinónimo de nuestra voluntad individual y cuando llega el toque de atención simbolizado por el inicio del  ciclo retrógrado, Marte se ve obligado a parar, no sólo en el sentido de detener literalmente la marcha, sino de parar la acción, parar el hacer, y parar es precisamente aquello que más le cuesta. Antes de adentrarnos en desbrozar plenamente el significado de este ciclo de Marte retrógrado en particular, echemos un vistazo a su calendario de activaciones para su ciclo retrógrado de este año:

– en primer lugar, ocurre un tránsito significativo de Marte en Escorpio durante el 4 de enero – 6 de marzo. Este primer dato es importante ya que el tercer decano de Escorpio, por el cual Marte transitará entre el 11 de febrero-6 de marzo, será “revisitado” por el mismo Marte durante el ciclo retrógrado, más adelante, y eso implica de inmediato algún aprendizaje importante relativo a esta zona del círculo zodiacal.

– el 13 de abril Marte se estaciona (se para completamente) y permanece inmóvil en el grado 9 de Sagitario hasta el día 23 de abril, que es el primer día “oficial” de Marte ya en movimiento retrógrado, reanudando la marcha hacia atrás y abriendo de esta manera el primer sub ciclo de su ciclo de retrogradación.

– el 22 de mayo se produce la oposición Sol-Marte en el eje Sagitario-Géminis, coincidiendo con la estación directa de Mercurio, que justo finaliza su segundo ciclo retrógrado del año. Veremos a continuación como precisamente el signo de Géminis y su regente Mercurio se convertirán en grandes claves para el actual ciclo retrógrado de Marte.

– el día 28 de mayo Marte re entra por movimiento retrógrado en el signo de Escorpio en el cual permanecerá hasta el final de su ciclo retro.

– el 26 de junio Marte se estaciona en el grado 24 de Escorpio, preparándose para el fin del ciclo retrógrado.

– el 4 de junio Marte reanuda, lenta pero seguramente, su marcha directa. Oficialmente el ciclo retrógrado llega a su fin. Este momento cósmico coincide, por una fantástica sincronicidad, con el momento exacto de la Luna Nueva de Cáncer, una lunación conjunta con…Mercurio!!! De nuevo, el Mensajero de los Dioses tendrá un mensaje valioso que ofrecernos!

– entre el 18 de febrero – 13 de abril y entre el 4 de junio-22 de agosto Marte transitará por la tal llamada “zona de sombra” – una zona afectada por las tareas y los efectos del ciclo retrógrado. Hasta que el planeta no abandone su zona de sombra, su función dentro de nuestra psique no estará plenamente restablecida ni podrá operar en lo externo a su pleno potencial.

Como conclusión para este calendario, vemos que se trata de unos cinco meses, un período lo suficientemente amplio para poder procesar todos los temas activados por el ciclo retrógrado de Marte.

Veamos ahora paso a paso sus posibles efectos durante este ciclo retrógrado. Para empezar, el ciclo se inicia en Sagitario y termina en Escorpio, lo cual ya de entrada nos conecta con dos energías muy diferentes que se van a movilizar en nuestra psique y también en el escenario exterior, a nivel de los acontecimientos. El signo de Sagitario es el que más peso va a tener durante todo el ciclo, debido a que el apogeo del ciclo viene marcado por la oposición Sol-Marte en el eje Sagitario-Géminis. La primera mitad del ciclo coincide en totalidad con el tránsito de Marte en Sagitario y este suele ser quizás el período más complicado en el sentido de que es un período que suele conllevar el crecimiento paulatino del nivel de frustración que uno acumula al ver el “parón” que afecta el mundo de sus acciones e iniciativas. Es muy frecuente durante este período que:

– los proyectos creativos se ralenticen o se paren completamente

– perdamos súbitamente el entusiasmo y la pasión por algo/alguien

– tengamos mucha dificultad para concentrar nuestra energía en la acción

-tengamos una sensación de ralentí generalizado, todo cuesta el doble de esfuerzo, proceso que en algunos casos puede tomar proporciones titánicas, teniendo dificultades incluso para levantarse de la cama por las mañanas

– que escaseen o se esfumen las ganas de vivir, nos podemos volver apáticos y desmotivados

– debido a lo anterior, experimentemos rachas de melancolía o nos sumamos en depresión.

No obstante, la importante cantidad de energía vital que antes nos apoyaba en la iniciativa y la acción no desaparece, simplemente reorienta su flujo. Eso es equivalente a un incremento considerable de energía orientada hacia los procesos internos, al fin y al cabo cualquier ciclo retrógrado es un empoderamiento y una activación extra de nuestros procesos inconscientes y esto es especialmente cierto con Marte, planeta que tiene la capacidad de infundir energía a cualquier “cosa” que encuentre en su camino. La clave fundamental para esta parte del ciclo retrógrado de Marte es aprender a renunciar al control individual a voluntad y a consciencia y a dejarse llevar y guiar por la Vida. Es, por lo tanto, un importante aprendizaje vinculado a la aceptación, que no equivale en ningún caso a la resignación. Tal y como lo enuncia Erin Sullivan en su magnífico libro “Los planetas retrógrados”:

“Es probable que durante la fase retrógrada se produzcan inversiones súbitas del interés (pasión) y del impulso (ambición). De ello resulta una batalla interna entre el yo, que quiere que las cosas se hagan y el sí mismo, que quiere que las cosas sean.”

Efectivamente, este tema subyacente se volverá cada vez más evidente a medida que Marte avance hacia la oposición con el Sol, momento que hará estallar el conflicto, obligando a Marte a someterse a los dictados de la autoridad suprema, el Sol. Como ya es habitual durante este tipo de contexto, todo aquello que no apoye ni beneficie a nuestro Ser verdadero será desmantelado en los tiempos próximos a la oposición con el Sol. Esto es válido para todos los ciclos retrógrados pero suele ser especialmente frustrante en el caso de Marte, ya que a lo que tenemos que renunciar es precisamente aquel “yo quiero” individual, sea lo que sea el objeto de nuestro deseo, a lo que más fervientemente nos apegamos. Muchos individuos sufren verdaderas crisis durante los ciclos de Marte retrógrado debido a una percepción errónea de que no pueden usar su libre albedrío, confundiéndolo con el “hago lo que me da la gana”. Este año, la “voz” de autoridad, e implícitamente su mensaje, le pertenecen al Sol en Géminis. Es precisamente a los contenidos vibratorios más altos de este signo a los que se deberá ajustar el fuego de Marte, dicho de otra manera, hay un mensaje subyacente muy importante de alinear la verdad más alta de un individuo y su capacidad de comunicar esta verdad a los demás con sus propias acciones. Debe existir una coherencia del 100% entre lo que uno piensa y dice, y lo que hace.

Después del estallido a veces incluso violento de fuerzas durante los diez días que rodean la oposición con el Sol, entramos en la segunda fase del ciclo, de alguna manera más apacible ya, sobre todo si hemos hecho el esfuerzo consciente de aumentar la reflexión y la introspección durante la primera mitad del ciclo. No obstante, el terreno aún está lejos de ser despejado y durante esta fase, a veces tercamente resistente que puede resultar interminablemente larga, pueden volver a aparecer sobre la mesa viejas frustraciones , resentimientos y cólera no trabajada que van a requerir también nuestra dosis de atención y de dedicación. Cabe recordar  que durante el largo período bienal de Marte retrógrado el trabajo que hay que hacer es interno y nuestro deber es disciplinar nuestra atención hacia ello y también reorientar nuestro foco de atención y nuestras prioridades hacia estos procesos internos. Una tarea a veces muy complicada ya que choca con los ritmos – totalmente artificiales, por cierto – que la sociedad occidental nos inculca, donde todo se mide en calves de realizaciones externas, cuyo principal motor es, como ya sabemos, la acción. No obstante, a nuestra psique no la podemos engañar y ella nos va a demandar lo que es suyo, incluso a la fuerza si es necesario. En este sentido afirma Erin Sullivan que : “Es como si fuera necesario que la batalla entre la voluntad consciente y la intención inconsciente se librara muy íntimamente y en secreto, para revelarse sólo cuando el vencedor tiene la seguridad de su supremacía. En este caso la batalla se libra entre el sí mismo consciente y el  Sí mismo inconsciente, este misterioso aspecto de la psique que alberga el poder de dirigir nuestra fuerza vital.”

Esta segunda mitad del ciclo  retrógrado de Marte transcurrirá en su gran parte por el signo de Escorpio. Marte en Escorpio se vuelve tenaz, profundo e investigador, cualidades muy adecuadas para  la introspección y el sondeo de los contenidos de nuestro inconsciente, pero atención a las energías de baja frecuencia que un Marte en Escorpio descolocado también puede movilizar: necesidad de control, suspicacia, obstinación, celos, represión violenta, autodestrucción. Todas estas características se pueden convertir en viejos enemigos que nos vuelven a visitar durante las semanas que Marte permanezca en Escorpio por movimiento retrógrado. Finalmente, el ciclo se cierra en el momento de la Luna Nueva en Cáncer, con un poderoso stellium de tres planetas – el Sol, la Luna y Mercurio en el signo profundamente emocional de Cáncer. Si hemos hecho bien nuestro trabajo interior durante este ciclo retrógrado, un extra de energía amorosa, cuyo origen es el Arquetipo de la Divina Madre, va a extra disponible para nuestras vidas.

En resumen, cualquier ciclo de Marte retrógrado representa una oportunidad muy grande de precisamente penetrar en, y compenetrar, el  manojo de  fuerzas inconscientes que generan lo que se ha venido a llamar nuestra programación automática, que es equivalente a un mecanismo muy poderoso que en la gran mayoría de los casos domina y rige completamente nuestra realidad visible. Cada dos años se nos presenta la magnífica oportunidad de conocer este complejo de fuerzas y de recuperar nuestro control consciente sobre ello. Y este regalo es mucho más importante que cualquier logro externo, por muy valioso que nos pueda parecer.

símbolos sabiando asociados al ciclo de Marte retrógrado en Sagitario y Escorpio:

 

Marte en el grado 9 de Sagitario, inicio del ciclo:

“Una madre asciende una empinada escalera, llevando a su hijito de la mano.”

nota clave: La necesidad, en cualquier situación vital, de ayudar a los menos evolucionados en el manejo de los problemas que la sociedad requiere que sus miembros resuelvan.

Oposición Sol-Marte en el eje Géminis-Sagitario, apogeo del ciclo,

grado 2 de Géminis, el Sol:

” Santa Claus llenando furtivamente los calcetines que cuelgan delante del hogar.”

nota clave: Una fe en las bendiciones espirituales recompensada.

grado 2 de Sagitario, Marte:

“Olas de cresta blanca muestran el poder del viento sobre el mar.”

nota clave: La movilización de las energías inconscientes bajo la presión de motivos supra-personales.

Marte en el grado 24 de Escorpio, fin del ciclo:

“Tras haber escuchado a un individuo inspirado dar su “sermón de la montaña”, las multitudes vuelven a sus hogares.”

nota clave: La necesidad de incorporar las experiencias inspiradoras y sus enseñanzas en la vida cotidiana.

Segundo ciclo de Mercurio retrógrado del año

(27 de abril-24 de mayo)

 

Como ya hemos visto anteriormente, este año el planeta de la comunicación – Mercurio – realizará excepcionalmente cuatro ciclos retrógrados en lugar de los tres habituales y estamos llegando ahora a su segundo ciclo de retroceso de lo que va del año.

Tal como ya lo hemos comentado, los ciclos de Mercurio retrógrado presentan siempre el importante reto de volver a alinear la comunicación y la función del pensamiento con las energías del Sí o de nuestro Yo superior, representado en la astrología por el Sol.

Sabemos también que este año todos los ciclos retrógrados de Mercurio se realizarán en los signos de Tierra, que es el elemento de la concreción, de la manifestación en la materia, de la relación con nuestros recursos físicos visibles – el cuerpo, la materia en general (incluido el dinero), las posesiones materiales.

El segundo ciclo anual de Mercurio tendrá lugar en el signo de Tauro. El calendario de activaciones de este ciclo retrógrado en particular será el siguiente:

El día 30 de abril Mercurio se estaciona en el grado 24 de Tauro, activando el tercer decano de este signo que se encuentra bajo la influencia de las energías de Capricornio. Si recordamos el primer ciclo retrógrado del año transcurrido casi completamente en el signo de Capricornio, inmediatamente se hace patente la conexión que existe entre ambos y es también evidente que este segundo ciclo “retoma” las asignaturas pendientes que el primer ciclo ha dejado sin resolver.

Sabemos también que ya unos días antes del comienzo del ciclo retro, el planeta empieza a disminuir su velocidad hasta tal punto que se queda completamente parado. Este estado se llama “estación retrógrada” y en nuestro caso dura del 27 al 30 de abril. A nivel psicológico, representa un “parón” de la actividad energética del planeta asociado  – Mercurio, el Mensajero o el Comunicador, todo esto traduciéndose en una dificultad cada vez mayor para manejar de forma fluida y coherente el plano del pensamiento y de la comunicación. La disminución de energía vital disponible para este campo afectará también los viajes, los trámites burocráticos y cualquier papeleo, los aparatos electrónicos y los electrodomésticos.

Entre el 30 de abril – 9 de mayo Mercurio estará recorriendo su primera etapa del ciclo retro, etapa que tiene que ver con el reajuste y recolocación de su energía a las necesidades evolutivas del Sol, es decir, del Ser. Es un período ideal para la revisión de planes y el retomar de determinados asuntos pendientes, sobre todo si tienen que ver con el área de la comunicación. Todo lo que tiene que ver con repasar, revisar, revisitar, reordenar, remediar, arreglar o especialmente con el retomar de ciertas cosas y líneas de acción abandonadas en el pasado, puede ir como viento en popa en esta primera etapa del ciclo.

El 9 de mayo ocurrirá la conjunción exacta Sol-Mercurio, Mercurio situándose por un breve lapso de tiempo en el corazón del Sol, momento realmente mágico de reajuste entre el plano de las ideas y del pensamiento, por un lado, y nuestra Verdad, representada por el Sol, por otro.

A partir del 9 de mayo, hasta el final del ciclo que ocurrirá el 24 de mayo, Mercurio recorrerá la segunda etapa del ciclo retrógrado, período ya favorable para la gestación de nuevos proyectos siempre y cuando se mantengan “a puerta cerrada”, es decir, elaborarlos sí, pero sin presentarlos al mundo. La apertura en este sentido se producirá una vez que Mercurio retome la marcha directa y gane algo de velocidad. La estación directa de Mercurio tendrá lugar el 21 de mayo y Mercurio reanudará su marcha directa finalmente tres días más tarde, el día 24.

La integración de todos los mensajes del trabajo interno presentados por el actual ciclo de Mercurio retro se producirá tan sólo una vez que dicho planeta vuelva a pasar por encima del grado en el que se volvió retrógrado, el grado 24 de Tauro, y esta fecha será el 7 de junio, cuando Mercurio abandonará definitivamente la tal llamada zona de sombra dando fin a su segundo ciclo retrógrado de este año. Esta activación importante coincidirá con la conjunción superior Sol-Venus de este año, donde Venus es precisamente la dispositora de Mercurio, y su flamante conjunción con el Sol es una promesa de llevar finalmente a buen puerto todo lo que nos hemos propuesto consciente o inconscientemente durante este último ciclo de Mercurio retrógrado.

Mensajes del actual ciclo de Mercurio retrógrado en el signo de Tauro

Como ya hemos visto, este segundo ciclo retro de Mercurio tiene que ver con Tauro, el planeta veloz activará el tercer y luego el segundo decano de este signo, conectados con Capricornio y Virgo, respectivamente. La conjunción Sol-Mercurio que marca el apogeo del ciclo activará el grado 20 de Tauro, el último grado del segundo decano, con lo cual el reajuste propuesto por el ciclo tendrá que ver con la energía de Tauro y de Virgo.

El ciclo de Mercurio retrógrado en Tauro nos propone reajustar los valores de este signo a los códigos superiores de nuestro Sol  – el Ser – y por consiguiente – la elevación de la frecuencia vibratoria del signo. Como ya es habitual, recurrimos a la astrología alquímica y a su visión sobre los tres niveles vibratorios distintos para entender mejor qué es aquello que concretamente vamos a tener que “trabajarnos” a consciencia durante este ciclo retrógrado:

– el primer nivel de Tauro, el más denso de todos , la frecuencia alquímica de nigredo, es decir, de plomo, representa la caída en la materia y la completa identificación con esta y los cinco sentidos que le pertenecen. Este nivel define a una persona materialista, que vive y se desvive por los placeres – la comida, el sexo y también el dinero y su forma de vivir se limita únicamente a la esfera material, tal persona no puede concebir que exista algo más allá de los cinco sentidos físicos. Con la finalidad de conseguir placer y gratificación en este nivel de la materia, un nativo así es capaz de todo. Es el nivel de la lujuria, de la gula y del materialismo puro y duro.

– en el nivel siguiente, el “albedo”, todas estas fuerzas ya se han pulido y transmutado hasta cierto punto y aparecen de una forma más limpia y ya más integrada en la personalidad del buscador. Es el nivel donde el buscador experimenta una aguda necesidad de arroparse en la seguridad material acumulando dinero o posesiones, por ejemplo. No obstante, su búsqueda ya es más clara, a pesar de tener que lidiar todavía con los miedos característicos de este nivel , por ejemplo el miedo a la pérdida o el miedo a quedar sin blanca.

– el nivel superior de Tauro, el “rubedo” – el estado de oro alquímico – muestra las energías de Tauro y por ende, de Venus, completamente transfiguradas. En este nivel el buscador viene a experimentar lo que se podría llamar “la seguridad sin materia”, dicho de otra manera, él aprende a desarrollar una seguridad interna inamovible – con la inamovilidad característica para los signos de Tierra – que ya no depende del estado en el que se encuentra su bolsillo ni de sus posesiones. Sabe disfrutar plenamente de la buena vida porque ya ha aprendido a no depender de ella.

Cualquier ciclo retrógrado por el signo de Tauro es un recordatorio para orientar la atención al trabajo de elevar la frecuencia vibratoria en los campos descritos más arriba. Concretamente Mercurio nos invita a hacer un barrido por nuestra esfera intelectual-mental para limpiar y transmutar aquellas estructuras mentales – creencias y formas de pensar – que aún vibran en la frecuencia baja y cuyo fin es únicamente propiciarle a nuestra personalidad herramientas para saciar nuestros propósitos egóicos. Visto desde otra perspectiva, un ciclo de Mercurio retrógrado en Tauro es una brillante oportunidad para poner nuestra mente a trabajar en el desarrollo de una seguridad interna real, independiente de los valores y mensajes externos del cuerpo o del dinero. Durante las tres semanas y pico que Mercurio se encuentre en Tauro tendremos la oportunidad de trabajarnos a fondo este ámbito, trascendiendo los miedos y las inseguridades que tienen que ver con la materia, de alguna forma u otra.

Entre el 8 de mayo y hasta el fin del ciclo, Mercurio retro activará el segundo decano de Tauro, entretejiendo en el significado de más arriba matices que tienen que ver con el trabajo, el servicio en lo cotidiano y nuestros hábitos personales/corporales, matices relacionados con el signo de Virgo. Concretamente, puede ser un período fabuloso en el cual podemos alinear el dinero con el servicio, transformando el “paradigma del lucro” por el “paradigma del servicio”.

Como ya es habitual, recurriremos a los símbolos sabianos para entender en mayor profundidad qué exactamente nos trae este ciclo de Mercurio retro:

Grado 24 de Tauro, comienzo del ciclo, materia prima a transmutar:

“Un guerrero indio montando ferozmente; cabelleras humanas cuelgan de su cinturón.”

nota clave: La agresividad de los instintos humanos en la lucha por su base terrena de operación.

Grado 20 de Tauro, conjunción Sol-Mercurio, apogeo del ciclo:

“Girones de nubes en forma de ala avanzando por el cielo .”

nota clave: El descubrimiento de fuerzas espirituales en acción.

Grado 15 de Tauro, fin del ciclo, el oro alquímico, el resultado:

“La cabeza cubierta con un elegante sombrero de seda, un hombre, arropado contra el frío, hace frente a una tormenta.”

nota clave: El valor necesario para afrontar la crisis precipitada por la ambición social.

bendiciones,

Mona Valenas

astróloga

Astrologia  

23 de marzo: Luna Llena y Eclipse Penumbral de Luna

22 de marzo de 2016

La Luna Llena de este mes le sigue al poderosísimo eclipse solar del día 9 y se produce en el eje Aries-Libra, con el Sol y la Luna en el grado 4 de ambos signos y Mercurio situado en el corazón del Sol. Debido al hecho de que el Sol ya se haya cambiado de signo desde el eclipse solar anterior, ya no comparte conjunción por signo con el Nodo Sur y la Luna tampoco con el Nodo Norte. Esto, a nivel de efectos, debilita hasta cierto punto la influencia de este eclipse.

Astrologia  Eventos  

Astrología para sanadores y terapeutas – curso de formación presencial en Madrid

17 de marzo de 2016

 Curso de formación profesional presencial

                                                                       Madrid

Introducción

Es difícil definir la astrología en tan sólo uno o dos párrafos.  Esta ciencia milenaria ha tenido sus altos y sus bajos y en este momento clave de la evolución del ser Humano experimenta un potente “revival”, cosa que nos permite disfrutar y valernos de sus sólidas e increíblemente exactas enseñanzas de una forma cada día más asequible, más a pie de calle. Ya hace tiempo que la astrología ha dejado de ser una ciencia oculta para convertirse en una herramienta cada vez más buscada en el proceso del auto conocimiento y el desarrollo personal.

En este módulo de formación, la astrología “entra en el escenario” a través de tres vertientes específicas: astrodiagnosis, astrología psicológica y astrología alquímica. Cada una de estas ramas le proporcionará al buscador una buena base de conocimientos y también una metodología muy precisa que le ayudará elevar exponencialmente su nivel de eficacia/eficiencia como terapeuta o sanador.

Para participar de esta formación y conseguir los mejores resultados, no es necesario partir con conocimientos ya existentes de astrología. Empezaremos desde cero e incorporaremos los conocimientos y las herramientas paso a paso.

¿A quién se dirige este curso?

Este poderoso e intenso curso de formación se dirige principalmente tanto a cualquier terapeuta alternativo (osteópatas, shiatsu, reflexólogos, terapeutas florales, quiroprácticos, kinesiólogos, acupuntores, homeópatas, etc.) como a personal médico alópata o personal sanitario, deseoso de ampliar sus conocimientos e integrar una herramienta milenaria de curación que trata el restablecimiento de la salud de manera integral y holística.

En segundo lugar es un curso apto también para aquellas personas que simplemente desean profundizar en el mundo de la sanación o que, en un futuro, desean empezar a operar profesionalmente en el campo de las terapias.

                     TEMARIO

Módulo 1

30 de abril-1 de mayo (10-20 horas ambos días)

Nociones básicas de astrología

 

 

– qué es y cómo funciona la carta de nacimiento

– cómo diagnosticamos en base a la carta de nacimiento

– interpretación básica de la carta de nacimiento: Sol, Luna, Ascendente

– interpretación básica de la carta de nacimiento: los aspectos

Módulo 2

4-5 de junio (10-20 horas ambos días)

Astrología psicológica y transpersonal

 

 

– modo de funcionamiento de la astrología psicológica

– reconocimiento de los trastornos emocionales con la ayuda de los Arquetipos planetarios

– apoyo y sanación de los trastornos emocionales

– apoyo durante las urgencias espirituales y crisis de crecimiento

Módulo 3

2-3 de julio

Astrología alquímica

– modo de funcionamiento de la astrología alquímica

– el trabajo con la sombra parte 1

-el trabajo con la sombra parte 2

-apoyo y sanación en las crisis transgeneracionales: cuando el pasado es un obstáculo en el camino

Algunas palabras sobre mí:

 MONA VALENAS

astróloga y música

29 de octubre 1974

Arad, Rumanía

 

 

 

OBSERVACIONES:

Sólo 4 plazas disponibles para este curso.

Admisión en el grupo en base a entrevista.

info y matrícula, precios, modalidad de pago y pronto pago: [email protected]

Fecha límite de matrícula: 15 de abril

será un placer compartir este apasionante viaje con vosotros!

bendiciones,

Mona

 

 

Astrologia  Eventos  

Madrid: charla-presentación abierta del curso: ASTROLOGÍA PARA SANADORES Y TERAPEUTAS

14 de marzo de 2016

   Curso de formación profesional presencial en Madrid con Mona Valenas

                                                               (ABRIL-JULIO 2016)

Viernes, 18 de marzo, 20.30-22 horas, ESPACIO RONDA

Te invito a una apasionante charla-presentación de un poderoso curso que lanzaré a finales de abril en Madrid.

Astrologia  Eventos  

Meditación con los planetas: viaje místico a Saturno

10 de marzo de 2016

Meditación con los planetas, Saturno:
LUNES 14 de marzo, 20 horas CET

En Mare Lunare nace una nueva propuesta mensual y gratuita con el propósito nítido de facilitarnos la conexión y la armonización con nuestro maravilloso CIELO INTERNO. Hemos sido creados a imagen y semejanza del Universo, somos Microcosmos dentro del Macrocosmos y cada astro, sea planeta, estrella, asteroide, cometa, etc, está ya presente dentro de nuestra psique, transmitiéndonos su magia, su fuerza y sus influencias concretas y únicas.

En las sesiones de “meditación con los planetas” creamos un vínculo anímico profundo con el cuerpo celeste que es el objeto de nuestra meditación, aprendiendo a reconocerlo dentro de nosotros, entrando en contacto con su significado pero sobre todo dejándonos envolver por su energía.
“Meditar con los planetas” no es una propuesta mental y no supone un ejercicio de nuestra parte intelectual. Es resonar y vibrar con los planetas de nuestro sistema solar a través de la música, las imágenes y los mensajes canalizados que revelarán su Esencia.
Nuestro recorrido transcurrirá en el orden “caldeo de los planetas” – Luna, Saturno, Júpiter, Marte, Sol, Venus, Mercurio.

Este mes llegamos a Saturno, en un viaje envolvente y evocador para conectar con las más altas frecuencias del planeta del Tiempo.

Saturno – El Viejo Sabio
Purificación, solemnidad, sencillez
Saturno y los Ancestros
Trascendiendo el Miedo, trascendiendo la Muerte
La matemática del Cosmos y la armonía de las Esferas
La ley ternaria

La actividad tendrá duración de una hora, es abierta y gratuita, el único requisito es registrarse enviando un correo a [email protected]

ACTIVIDAD ABIERTA Y GRATUITA, REGISTRACIÓN REQUERIDA E IMPRESCINDIBLE: [email protected]

¡os espero entusiasmada!

bendiciones,
Mona Valenas
astróloga

  •  

¿Quieres estar al tanto de los nuevos eventos y publicaciones?

Suscribete